domingo, 31 de janeiro de 2016

Maduro se pudrió en Quito

Gustavo Coronel

Maduro:
Te fuiste a Quito a la reunión de la CELAC, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en momentos en los cuales el país está en una profunda y angustiosa crisis, una crisis que se intensifica a cada hora.  

Al llegar allá metiste la pata – y de qué manera –, al decir: “Venezuela está en una situación difícil, he declarado una emergencia económica, vengo a sostener un conjunto de reuniones con países hermanos, vengo a plantear un conjunto de posibilidades para atender la emergencia económica de Venezuela”.  

Fuiste a pedir ayuda a los demás países de la región para atender una gravísima crisis que es el producto de tu misma ineptitud y estupidez  y de la ineptitud y estupidez de quien te precedió, el difunto sátrapa. Al decir esto terminaste de una vez por todas con los locos sueños de liderazgo del socialismo del siglo XXI en la región.  Imploraste: “Ayúdenme ustedes. No puedo resolver esta situación solo y no quiero pedirle ayuda a mis compatriotas de la oposición”. Fuiste a demostrar la inferioridad de la “revolución”,  después de  17 años cacareando liderazgo en la región, a punta de billetes. Con esta declaración has admitido el más rotundo fracaso de lo que fue un intento de convertir al régimen chavista en los líderes de América Latina, con el propósito de desafiar el poder estadounidense. En ese intento insensato, de irresponsables,  ustedes arruinaron a Venezuela.  En Quito te escucharon, estupefactos,  quienes habían recibido las limosnas del régimen: Morales, Correa, Ortega y el representante de Castro, así como los demás presidentes de la región. Se dieron cuenta de que el régimen benefactor se había convertido  - abruptamente  - en un pedigüeño, pidiendo limosna a  países menos ricos que el país petrolero que ustedes han destruido. 


Que estupidez! Macri es el presidente de una nación de la región, miembro del CELAC, de Mercosur, de UNASUR, de la OEA. ¿Qué estupidez es esta de ir a Quito a pelear con él? ¿Es esta tu idea de la integración latinoamericana?  ¿Es esta la mejor estrategia para unir países a favor de Venezuela? Si vas a pedir ayuda, ¿es sensato llegar peleando? No seas estúpido.

Por último, cuando alguien te hizo saber que estabas haciendo el ridículo terminaste por dar un discurso incoloro. Dijiste: “Propongo poner en marcha un plan táctico anticrisis"  mencionando que Venezuela habría perdido el 70% de sus ingresos en divisas, ante la "situación que atraviesa la región”. Quienes te oyeron se preguntarían ¿cuál es la crisis de la región? ¿No será, más bien, tu crisis?

Algunos pensarían que ni siquiera sabes lo que es un plan, porque un plan comienza por objetivos, luego diseña lo estratégico y, al final, establece lo táctico. No comienza por ser táctico. Lo táctico es lo que viene después del QUÉ y del COMO, es el cuándo y el cuánto. ¿Es que nadie te ha dicho esto?

Y, al regresar a Venezuela, has dicho, acariciándote el diente roto: “Es necesario que regresemos al concepto del conuco y llevarlo a todas las escalas”.

Mira, Maduro: Eres un necio miserable y nos avergüenzas cada vez que abres la boca. Eres un tapón lleno de corrupción e incompetencia, obstruyendo a la Venezuela que trata de salir adelante. 
Título e Texto: Gustavo Coronel, Las armas de Coronel, 31-1-2016

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Por favor, evite o anonimato! Mesmo que opte pelo botãozinho "Anônimo", escreva o seu nome no final do seu comentário.
Não use CAIXA ALTA, (Não grite!) isto é, não escreva tudo em maiúsculas, escreva normalmente.
Obrigado pela sua participação!
Volte sempre!
Abraços./-