domingo, 26 de maio de 2013

Hollande, el presidente más rechazado por los franceses

Entrevista Luis de Lion, abogado especialista en Derecho y Política internacional:
"Su saldo es negativo y por si fuera poco se le suma la crisis moral con el affaire Cahuzac". "De un solo golpe frenó la industria de la construcción y desestimuló el empleo".

François Hollande es el presidente de Francia que ha perdido popularidad con mayor rapidez, récord negativo con el que superó a sus antecesores.
Con apenas un año en el Gobierno, el presidente francés François Hollande presenta la popularidad más baja que ha tenido un mandatario galo.
Cerca de 70% de los franceses no confía en él para resolver los problemas que enfrenta actualmente su país.
Luis de Lion, abogado especialista en derecho y política internacional, explica las razones del creciente rechazo hacia el Presidente de Francia.

-¿A qué se debe la baja popularidad de Hollande en apenas un año de Gobierno?
-Dos medidas han marcado la caída libre de Hollande. Aumentó el IVA a la construcción y reparación de viviendas y aumentó la fiscalidad al que trabaja horas extras. De un solo golpe frenó la industria de la construcción y desestímulo el empleo. Los resultados están a la vista.

-¿Qué consecuencias puede traer la disconformidad?
-El desempleo se ha vuelto incontrolable; en éste último año se han batido récords de los años 90. Hollande ha perdido el soporte de casi todos los partidos de la coalición de izquierda que le apoyaban. Francia sigue en recesión.
"Un tal cúmulo de errores en apenas el primer año del quinquenio, que si no hay correctivos a tiempo, la disconformidad no hará más que agravarse".

-¿Es posible que no logre completar su mandato?
-Los tiempos políticos han cambiado y hasta las instituciones republicanas... Los socialistas en la actualidad son mayoría en la Cámara de diputados y ante el Senado.
"Hoy en Francia existe un sistema presidencial, pero en la práctica sigue habiendo un primer ministro. Dicho esto, nada salvo un evento dramático, podría impedir que Hollande cumpla la totalidad de su período presidencial. Lo que está en entredicho es su hipotética reelección".

-¿Se había vivido esta situación de rechazo a un Presidente en Francia?
-En Francia, al menos en la llamada V República, todos los presidentes desde Giscard D'Estaing, una vez electos comienzan a ser impopulares. Pero Hollande ha batido los récords, incluso el de Jacques Chirac y el de Nicolas Sarkozy.

-¿El escándalo por las cuentas secretas de Jérôme Cahuzac influyó en esto?
-El centro de gravedad de la campaña de imagen de Hollande era la transparencia. Cahuzac no era cualquier ministro.
"Hollande le había entregado la delicada tarea de perseguir a los que defraudaban a la nación. En lo económico, en lo social, en lo europeo y en lo político, Hollande ha fracasado. Su saldo es negativo y como si fuera poco, se le suma la crisis moral con el affaire Cahuzac".

-¿La "ofensiva" que prometió recientemente en el plano europeo surtirá algún efecto positivo en la valoración de su gestión?
-Ninguno, más allá de agregarle una nueva capa de incomprensión a la función de las nacientes instituciones europeas.

-¿En qué decisiones ha sido certero Hollande?
-Ha venido tomando precisamente las medidas que Francia ni pedía, ni esperaba. El Gobierno de Hollande va en orden inverso a sus promesas.
"Su ceguera ante la realidad, hace pensar a muchos que Hollande no ha logrado adaptarse a su función. Pero, tampoco hay que llamarse a engaño, la propuesta electoral de lo que sería un Gobierno de Hollande fue placidez y alegría, por obra y gracia, de sí mismo.
"Paradójicamente, para muchos analistas, y me incluyo, la única decisión certera de Hollande, la cual además obtuvo la unanimidad de la clase política, ha sido la intervención militar en Malí. Sin olvidar la única reforma visible implementada en su mandato, la aprobación del matrimonio gay, algo para lo que la opinión francesa estaba lista desde hacía años, pero que Hollande logró, poniendo en la calle a una Francia contra la otra".

-¿Qué debe hacer Hollande para subir los puntos y recuperar la confianza de los franceses?
-Reconocer sus errores, para luego como primer paso indicar cuál es su plan, su ruta, su objetivo. Podría comenzar por corregir la dictadura impositiva que está matando a la pequeña y mediana industria, para luego reducir el costo del empleo, aligerando las cargas fiscales que el rígido sistema laboral galo impone.
"Francia ha perdido un año y eso en estos tiempos de vértigo se paga caro. París ha dejado de ser una plaza atractiva y competitiva. Hollande prometió reducir el gasto público, y en lo que va de gestión no ha hecho sino aumentarlo,.
"Hollande ya no puede seguir negando la realidad de la crisis, con la misma arrogancia que lo hizo durante su campaña. Debe imponer ideas fuertes y afirmar su voluntad. La actual crisis pasa por la propia personalidad del jefe del Estado".
Ericka Carrasquero López, Luis de Lion, abogado e internacionalista, EL UNIVERSAL, Venezuela, 26-05-2013

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Não aceitamos comentários "anônimos".

Não use CAIXA ALTA, (Não grite!), isto é, não escreva tudo em maiúsculas, escreva normalmente. Obrigado pela sua participação!
Volte sempre!
Abraços./-